UNA NUEVA ETAPA.

PARA EVITAR LA SOBRECARGA DE INFORMACIÓN EN LOS DOCUMENTOS DEL CARTEROPETRAS INFORMAMOS QUE A PARTIR DEL EQUINOCCIO MERIDIONAL DE PRIMACERA 2010, LOS DOCUMENTOS DEL CARTEROPETRAS TIENEN SU PÁGINA 2 O BLOG 2
http://documentosdelcarteropetras.blogspot.com/
CON EL FIN DE IR AGRUPANDO LAS TEMÁTICAS GENERALES Y PARTICULARES QUE SE VAYAN INCORPORANDO.
OBVIAMENTE, LA PÁGINA 1 O BLOG1 SEGUIRÁ ACTIVO E INCREMENTABLE EN RELACIÓN A LOS TEMAS YA INCLUÍDOS.

CONVOCATORIA A NUESTROS LECTORES

Dada la gran (para nosotros) audiencia que tienen Los Documentos del Carteropetras alrededor del mundo, es que les solicitamos nos hagan saber cuales son las temáticas que más les interesan dentro de Los Documentos.

martes, septiembre 25, 2007

AUNQUE TODAVÍA NO SEA EL MÁS VOTADO EN INGLATERRA, EL NACIONALISMO BRITANICO TIENE LA WEB MAS VISITADA DE ENTRE TODOS LOS PARTIDOS POLITICOS INGLESES.

Información de Minuto Digital (España), 20-9-2007:

La web del BNP es la mas vista de todos los partidos políticos británicos

1. British National Party
www.bnp.org.uk
51.22 per cent
2. Conservative Party
www.conservatives.com
18.09 per cent
3. Labour Party
www.labour.org.uk
7.05 per cent
4. Liberal Democrat
www.libdems.org.uk
6.81 per cent
5. UK Independence Party
www.ukip.org
5.33 per cent
6. Green Party
www.greenparty.org.uk
3.68 per cent
7. Scottish National Party
www.snp.org
3.35 per cent
8. Respect Coalition
www.respectcoalition.org
2.58 per cent
9. Sinn Fein
www.sinnfein.ie
0.88 per cent
10. Plaid Cymru
www.plaidcymru.org0.44 per cent

1 comentario:

Anónimo dijo...

Las Esferas de Poder.



El Gobierno Mundial de la Raza Elegida y El Demiurgo Creador Uno.



La instauración de un gobierno Mundial es lo bueno para Dios, por lo tanto, cuando observamos una operación de los hebreos cuyo objetivo sea la concreción de semejante globalización, nos encontramos ante el BIEN; lo que es bueno para Dios, obviamente hay que entender, que los medios utilizados para tal fin carecen de restricción alguna; EL FIN JUSTIFICA LOS MEDIOS, esto es literal, y debe ser tenido en cuenta “fríamente” pues toda alternativa diferente, significa la actualización del pensamiento mentado, con algún nivel de contenido emocional, que resulta en detrimento del análisis pleno, de la observación de las acciones llevadas a cabo por los operadores Hebreos más destacados. El concurso emocional en el análisis de estas cuestiones, se mide en desventaja estratégica.

De sus libros religiosos, la Torah determina solo la actitud, del miembro de la Raza Hebrea, ya que su aptitud se encuentra definida genéticamente. Es importante distinguir entre judíos hijos de efectivo vientre judío, medios judíos; el caso en que uno de los progenitores no sea a su vez, hijo de vientre judío, los convertidos al judaísmo y los judíos psicológicos.

La esencia del ser judío, no puede estar mejor definida, en las palabras del Rabino Ezriel Tauber, expresa al respecto:

…”El pueblo Judío, no se formó a sí mismo. Dios nos formó como un sólo pueblo; en el horno de hierro del exilio en Egipto, nos sacó de casa de servidumbre, nos llevó de la mano al Monte Sinaí y nos comandó para siempre a seguir Su Torah. Sólo después vino la tierra prometida y todas las cosas que vienen con ella. Por lo tanto, nuestra identidad común en esencia no es étnica, ni nacional. Los Judíos de Yemen o de tierras Sefaraditas no se identifican con gefilte fish, ni al idioma Yiddish, que viene de una combinación de alemán con hebreo. Sin embargo, aún con 2000 años de no ser una nación y de sufrir la ausencia de una étnica común, el Judío de Yemen y el Judío de Nueva York son igualmente Judíos. La esencia de ser Judío, es la identificación con la misión del pueblo de Israel, es servir a Dios y a la Torah. La Torah en sí, son las instrucciones de cómo servirle a Dios, que en esencia forman la identidad Judía. Porque así como la Torah estaba en los planes de Dios antes de que El creara el mundo, también Israel estaba en los planes de Dios antes de la Creación. En otras palabras, la creación del mundo fue hecha para servir como enlace de ambos conceptos, Torah y el pueblo de Israel. La Torah, expresé antes, es la verdad interna del Creador. El mundo físico es el lugar en el que la Torah se utiliza, se revela, y en el que a través de ella Dios se da a conocer, porque, Israel es la manifestación del deseo interno de Dios, cuando El creó al mundo. Israel es el nombre que Dios elegió para el ser humano capaz de adquirir los niveles espirituales más altos que había decretado para la humanidad. Es por eso que cuando le cambió el nombre a Jacob, (de Jacob a Israel) se nos presenta como uno de los eventos más significativos de la historia. No fue nada más ponerle un nombre, Jacob fue la culminación del esfuerzo y la esperanza de Abraham. La cúspide de la vida de Jacob fue la revelación de que se le iba a llamar Israel, ya que al cambiarle de nombre se dio cuenta de los esfuerzos de sus padres, Abraham e Isaac”.

“A Jacob se le llamó primero Israel cuando peleó contra el ángel del mal (Yetzer Hará). Israel, nos dice la Torah que significa "aquél que ha luchado con (los agentes de) Dios y ha prevalecido". Este encuentro sirve como un símbolo de la misión del pueblo de Israel. Hasta la llegada del Meshiaj (Mesías), los hijos de Israel tendrán la misión de combatir y de ganarle al Yetzer Hará en todas sus manifestaciones”.

"Israel" es realmente una corona (Shequinah). Dios esperaba ponérsela al ser humano que iba a levantar al resto de la humanidad. Jacob, que construyó sobre las bases de su padre y abuelo, fue ese ser humano. Por lo tanto, el ganarse el nombre de "Israel" no sólo fue algo personal sino algo que iba a tener implicaciones para la humanidad entera y aún para el Universo”.

“Por lo tanto, cuando a Jacob se le llamó "Israel" una "era" en la historia de la humanidad se cerró. Dios unió el nombre de Israel y la misión que implica, a los hijos de Jacob. Antes de él, teóricamente, cualquier individuo o familia podía hacerse merecedora y reclamar la misión. Después de él, podía haber otros individuos, familias o naciones, pero sólo los descendientes de Jacob podrían llamarse Israel. El mundo es sólo una etapa en el florecimiento de estos dos conceptos: Torah e Israel. Los dos van de la mano. La Torah es la electricidad mientras que Israel es el foco. Solamente la Torah puede hacer que Israel brille. Y solamente a través de Israel, la Torah, el resplandor del Creador, se revela en este mundo”.

“Cuando todo Israel brille con la luz de la Torah en su máxima belleza durante los días del Meshiaj, la misión comenzada por Abraham Avinu habrá sido completada. Entonces todas las naciones van a poder ver cómo se planeó la creación desde el principio y cuál era su propósito. Nos agradecerán y nos admirarán por mantenernos firmes y diferentes a través de los siglos de persecución. No les sonará extraño escuchar que el pueblo Judío es el pueblo elegido y que el mundo fue creado para Israel”.

“Nuestro problema es que no apreciamos quiénes somos, y la raíz de este problema es no saber quiénes somos. Queremos ser “tan buenos” que no queremos admitir que somos diferentes, que tenemos una misión especial y la única en el mundo. Somos diferentes. Y es importante tanto para nosotros como para el resto de mundo que vivamos en el nivel que Dios desea sin importarnos que otros nos ridiculicen por ser diferentes. El punto final es que un Judío es diferente. Un no-Judío es libre de seguir su propio estilo de vida y observar el nuestro y convertirse, pero no puede vivir la Torah como un Judío. Siempre es mejor hacer lo que el deseo de Dios es, para cada persona. El deseo de Dios para un Judío son 613 mandamientos, ni más ni menos; Su deseo para un no-Judío son siete mandamientos no más y no menos. Buscar para sí mismo cualquier otra cosa que no sea la voluntad de Dios, para nosotros, es negar a Dios mismo. Demuestra que en algún lugar interno de la persona existe una motivación especial para cuidar los mandamientos que no es el deseo de Dios”…

Nos referimos a que "ser humano", es un término común para toda la raza humana en esta sociedad, más los Judío no se consideran a sí mismos, miembro de una étnica ni afirman una entidad nacional, como no sea la totalidad del planeta, para ellos, el “principio” de los Judíos es diferente al “principio” de cualquier otro “ser humano”. Ellos afirman que los no-judíos se formaron a sí mismos para satisfacer sus propias necesidades, mientras que ellos fueron formados para satisfacer las necesidades de Dios. Lo cual, entiéndase bien: ES CORRECTO. Quien no acepte esta realidad debe reformular el concepto que tenga al respecto, pues es erróneo, repetimos: esto es real, Dios es tangible en la actividad del pueblo de Israel en pos del Gobierno mundial.

Torah (Torá [תּוֹרָה]) es una palabra hebrea que significa específicamente ley, designa la totalidad de la revelación y enseñanza divina al pueblo de Israel. Se refiere únicamente al texto de los cinco primeros libros de la Biblia (Pentateuco): Génesis (Bereshit [בְּרֵאשִׁית]), Éxodo (Shemot [שְׁמוֹת]), Levítico (Vayikrá [וַיִּקְרָא]), Números (Bemidbar [בְּמִדְבַּר]) y Deuteronomio (Devarim [דְּבָרִים]). Se trata de la tradición escrita, a la traición oral pertenecen el Talmud, el Neviim ('Libro de profetas') y el Ketuvim (Libro de escritos). El Talmud extiende, explica y complementa al Tanaj, (Antiguo Testamento) pero no puede, por definición, contradecir a la Torah. El paradigma de la halajá ('ley judía’ en hebreo) supedita la autoridad del Talmud a la de la Torah. La propia Torah exige que cada judío escriba un rollo de Torah, que sea copia fiel de un rollo de Torá anterior. De no poder el judío hacerlo, tiene la obligación de ser parte de un esfuerzo colectivo para que se escriba un rollo de Torá textualmente idéntico a uno anterior. De esa forma, cada individuo podía ser depositario no solamente de las memorias y relatos, sino además del texto fiel, copia de aquel que le dictara Dios a Moshé. La misma Torah se encarga de ordenar al judío que estudie de ella, que profundice en ella, que la tenga como constante compañía, y que la trasmita fielmente a sus descendientes. Así es, y así fue desde hace 3318 años hasta la actualidad. La Torah no será modificada en absoluto siquiera por Dios Mismo. La ley de la Torah es perfecta, p or ser obra de Dios Mismo y por estar creada "a medida" para la necesidad moral del ser humano. Aún cuando, con los tiempos, los aspectos periféricos del ser humano pudieran modificarse, sus rasgos morales son idénticos a través de los tiempos y la observancia de la Torah que es la Voluntad de Dios, lima sus asperezas para convertirse en un ser espiritual y poder percibir Su remuneración en el Mundo Venidero.



Para quien nunca confrontó esta realidad del pueblo hebreo, seguramente guardará cierta distancia, a la hora de aceptar sus imposiciones sobre el mundo no judío, más, difícil es oponerse a la determinación de la estructura macrocósmica que incluye esta realidad en tanto que voluntad del Creador, solo le queda al virya el acto individual, en cuanto a oponerse a semejante determinación formal, cualquier emprendimiento colectivo de grupos aislados, sin la existencia de un Líder Carismático, termina inexorablemente en la captura del individuo por parte de la “justicia” cuando no muerto. Si se constituyera un Líder de la Sangre Pura, la sentencia sería la de siempre: EXTERMINIO.

A partir de este breve comentario estamos en condiciones de entender la estructura general del estar del pueblo Hebreo; La Torah, cual bitácora regia del pueblo elegido de Dios enmarca la generalidad del camino, representado en el árbol Sephirótico, más el transcurso del tiempo tiene una dinámica que los obliga en todo momento a interpretar los pasajes de la Torah a los efectos de tomar la decisión correcta, esta responsabilidad cae eN la persona del Hebreo más puro de la tierra, el inmencionable, aquel que tiene la capacidad de “cantar” la Torah con la exacta pronunciación y tonos indicados naturalmente, debido a su pureza racial, para los judíos es poco menos que escuchar a Dios mismo, este Gran Hebreo Puro, es siempre el que preside el Sanedrín Supremo (justicia Judía), cuyas decisiones son chequeadas por un grupo de los más encumbrados especialistas en la Cábala Numeral; si la decisión es correcta debe tener una clara contraparte numeral Cabalística que la Torah confirme, y no hay nadie más allá de la ley, solo Dios, que es la ley misma. En tiempos del primer Inmencionable; Moshé Rabenu (Moisés) y sus sucesores, el conocimiento de la Cábala Acústica les permitía susurrar una vez el año delante del Arca de la Alianza, la mayor reliquia del Judaísmo, el nombre de Dios. Todo se basa en el conocimiento de una palabra secreta que es el verdadero nombre de Dios, una palabra que al abarcar a Dios abarca su Creación y tiene fuerza para modificar la naturaleza. Esa palabra se denomina en hebreo, el Shem Shemaforash.

Aunque en la actualidad la Cábala acústica es desconocida, La Torah es suficiente guía para el pueblo de Israel.



De esta forma los libros que registran las decisiones del Gran sanedrín, constituyen la verdadera historia del pueblo Judío, como expresión colectiva más acabada del Manú Racial

La religión judía tiene cuatro libros: El Torah, el Talmud, el Kabbalah y el Zorah. Una de las fuentes más importantes de la Cábala es el Zóhar o Libro del Esplendor. La idea básica allí expuesta es que, del seno mismo de la Divinidad Oculta o Infinito (el Ein-Soph), surgió un rayo de luz que dio origen a la Nada (Ain), identificada con una esfera (Sefirá) o región, que recibe el nombre de Kéter (Corona). A partir de esta corona suprema de Dios emanan otras nueve esferas (las Sefiroth). Estas diez esferas constituyen los distintos aspectos de Dios mediante los cuales éste se automanifiesta.

En tiempos de la Atlántida era conocida también la Kábala acústica, que junto a la Cábala numeral constituían una herramienta mágica inestimable, en el Décimo quinto día de la carta de Belicena Villca puede leerse: …”Conviene informarle a esta altura de la historia, Dr., sobre la reaparición de los Golen. Como dije en el Día Sexto, aparte de su presencia, siempre poco numerosa entre los fenicios y cartagineses, habían arribado masivamente a Europa a partir del siglo IV A.J.C. “acompañando a un pueblo escita del Asia Menor”; tal pueblo recibió muchos nombres, de acuerdo al país donde transitó o se asentó: fundamentalmente eran celtas, pero se los conoció como galos, irlandeses, escoceses, bretones, galeses, córnicos, gálatas, gallegos, lusitanos, etc. Veamos ahora con más detalle cómo fue que los Golen se unieron a los celtas, y cuál era su verdadero origen.

Más adelante explicaré el significado de las Tablas de la Ley, que Moisés recibe de YHVH al concretar Su Alianza con el Pueblo Elegido. Ahora cabe resumir que las Tablas de la Ley contienen el Secreto de la Serpiente, es decir, la descripción de las veintidós voces que el Dios Creador empleó para realizar su obra, y los diez Aspectos, o Sephiroth, con que se manifestó en el Mundo al ejecutar la Creación: son los treinta y dos misteriosos caminos del Uno (árbol Sephirótico). Este conocimiento, da lugar a una Alta Ciencia denominada Cábala acústica y numeral, la que se encuentra expresada sólo en las primeras Tablas de la Ley: en las segundas, que siempre fueron exotéricas, no hay más que un Decálogo Moral, pálido reflejo de los diez Arquetipos Supremos o Sephiroth. Las primeras tablas poseen, pues, el Secreto de la Serpiente, el Secreto de la Construcción del Universo: para preservar este secreto de las miradas profanas, las Tablas fueron guardadas en el Arca de la Alianza, mientras que una “interpretación” de la Cábala Acústica era cifrada por Moisés, Josué, los Ancianos, etc., en el Pentateuco o Thorá escrita. Las veintidós letras hebreas, con que fueron escritas las palabras cifradas, guardan una relación directa con los veintidós sonidos arquetípicos que pronunció el Creador Uno, lo que les otorga un inestimable valor como instrumento mágico. Pero tales letras poseen también un significado numérico arquetípico, de modo que toda palabra es susceptible de ser analizada e interpretada. Ese es el origen de la Cábala numérica judía, exclusivamente dedicada a comprender la Escritura de la Torah, la que no debe confundirse con la Kábala acústica Atlante blanca, que se halla referida a las Vrunas de Navután”…

Este último concepto, completa esta apretada síntesis a modo de descripción general, con la que es posible enmarcar toda la actividad hebrea desde que moisés renovó el pacto con Jehová Dios. Se encuentra en los libros mencionados la justificación a todo acto protagonizado por los hebreos o por sus operadores, conscientes o no en pos del Reinado Supremo de Israel sobre los pueblos de la tierra.

La atención del pueblo hebreo se encuentra completamente ocupada en el control de las variables que hacen a su firme determinación de concretar el deseo de Jehová Dios, este hecho permite predecir que la egemonía mundial militar liderada por EE.UU. e Inglaterra con su importante componente racial hebreo entre sus gobernantes, sin importar las apariencia, los discursos y promesas, en última instancia siempre conspirarán en pos de la esclavitud de los pueblos, por la vía que corresponda de acuerdo a la particular idiosincrasia del país de que se trate; corromper a sus gobernantes y mediante la generación de una deuda “fabricada” hundir al pueblo en la miseria, para luego invadirlo pacíficamente comprando o expropiando sus principales riquezas o si tal argumento no es posible, entonces inducir en la opinión pública mundial la necesidad de invadir, alegando pruebas inexistente o si es necesario, colocándolas ellos mismos, no hay en ello mayor inconveniente pues luego de selectivos bombardeos no es posible reconocer absolutamente nada, y generación tras generación la historia tergiversada los convierte en héroes.

El pueblo hebreo en el ejercicio de la satisfacción del deseo de Dios, solo debe procurar la constitución de la gran vaca roja, es decir; la Sinarquia universal del pueblo de Israel, el Gobierno Mundial, en realidad es solo el medio por el cual dispondrán del control de la variable mundial, pues no es menor el modo en que deben PRESENTAR a la humanidad para su sacrificio ritual, esta debe exhibir la unificación total de su actividad postora de sentido claramente referida a la Sinarquia de los hebreos y bajo el completo control de los mismos, literalmente los hebreos, deben ser dueños de la humanidad y esta debe reconocerlo, en ese momento los Rabinos mayores, estarán en condición de entregarla en sacrificio uno, en holocausto final a Jehová Dios, esto es claro; nadie puede entregar lo que no tiene, además debe también exhibir una clara madurez en el ejercicio constante de los siete pecados capitales por él nombrados, que la vuelva lo suficientemente corrupta y miserable, hundida en el dolor y el sufrimiento, con el que debe pagar, en tanto que portadora en su sangre ancestral, aunque inconsciente, del recuerdo del Espíritu Eterno. Si algún individuo o grupo de ellos, alguna sangre en especial, como la de Tharsis por ejemplo, tuviera la osadía de enarbolar los Antiguos Estandartes de la Sangre Pura que revela el misterio del Origen Divino del Espíritu Hiperbóreo, no es este problema de los Judíos, pues de este tipo de fenómenos se ocupan los sicarios de la Kalachakra, cual ministros de Dios para estos menesteres, ellos conjuran estos males reduciendo a cenizas, involucionando, devorando, degollando, etc.

En resumen, los Judíos deben procurar a como de lugar, la constitución de la vaca roja en tiempo y forma, para disponerla en sacrificio ritual, que genere toda la lejía necesaria para lavar la piedra impía del principio, los gemidos y lamentos que generen todo el dolor y el sufrimiento, dijimos, será la gracia del pueblo elegido, el canto sublime con que los ciento cuarenta y cuatro mil acompañarán, a modo de obsequio a la mayor gloria del señor, la humanidad impía a incinerar.

Aun queda un punto a describir que ocupa a esta Esfera de Poder, lo destacaremos a continuación: durante el proceso planetario de conquista y sometimiento de los pueblos por parte del Pueblo Elegido, lenta pero inexorablemente se van ajustando los procesos y las formas todas a la propuesta entelequial del Manú planetario, pero este en tanto que organismo planetario, se encuentra encuadrado en los ciclos evolutivos de actualización, esplendor y DESACTUALIZACION, que se experimenta como nacimiento y muerte, de tal forma que avanzado el ciclo mencionado, este no solo se acerca a la entelequia en los elegidos que ascenderán a la diestra y siniestra del Creador Uno, también está el grupo secundario que supera en gran numero a los propuestos a la ascensión a los cielos, que generan en el Manú un instintivo movimiento de conservación en que ellos también tengan su oportunidad, por lo que la Raza Elegida se siente intensamente motivada a la aplicación de todo su arsenal, de su mayor astucia en el sometimiento y posible aniquilación del pueblo que represente el cuerpo inicial del próximo Manú, obviamente nos referimos a China.

Esta particularidad del proceso planetario del Manú, nos indica que el Pueblo Hebreo no tendrá paz hasta el último instante, hablamos de un organismo planetario cuya obsesión va en aumento, por lo que sus representantes; los Judíos, cada vez se volverán más agresivos.


www.quintadominica.com.ar/misterio.htm